Avisar de contenido inadecuado

¡Que viva el séptimo arte!

{
}

Pues sí, para aquellos que nos hemos criado viendo buen cine en pantallas enormes con un sonido envolvente, comiendo palomitas en un butacón cómodo, emocionándonos por estar al lado de la chica que nos gustaba, dándonos el primer beso furtivo en la oscuridad de una sala de proyecciones, armando jaleo cuando el bueno vencía de nuevo, acudiendo a las sesiones matinales dobles que nos ponían unos dibujos y luego una del Oeste, todos esos estamos convencidos de que el séptimo arte jamás morirá. Seguramente tenga que reinventarse, habrá que idear una idea compatible con la piratería, pero los cines seguirán vivos, porque no hay un sitio mejor para ver una película que una sala de proyecciones. Tal vez tengas en tu casa una tele panorámica gigante, pero la versatilidad que te ofrece el cine no te la va a dar ningún aparato en la actualidad.

Además, los auténticos aficionados al séptimo arte tenemos un motivo más para estar contentos, ya que desde hace unos meses podemos disfrutar con  una excelente guía de cines en España que nos ofrece todos y cada uno de los recintos donde poder ver buen metraje. Da igual el género que queramos: aventuras, suspense, terror, versión original, todo está en este sitio. Basta con hacer clic y comprobar qué salas son las que nos quedan más cercanas a nuestro domicilio. De esta manera podemos seguir disfrutando de nuestra afición con las mejores garantías.

Hay que reconocer que la llamada piratería ha hecho mucho daño a esta industria. La música y los videojuegos se han visto afectados también, pero ha sido el cine el que ha sufrido con más intensidad los embates de las prácticas ilegales. Las grabaciones clandestinas y la posibilidad de descargarse un montón de series y documentos sonoros han supuesto que ahora mismo exista una cantidad ingente de Webs que ofrecen series de todo tipo sin tener que abonar ningún pago en metálico. Esto, que a priori nos puede parecer una ventaja a los usuarios de Internet, en realidad es un problema a medio y largo plazo, porque puede suponer la extinción total de las productoras. Y sin ellas no hay cine. Y sin cine no hay amor, no hay pasión, no hay escenas de tiroteos, ni persecuciones en San Francisco... Sin cine no hay nada.

Por eso los verdaderos amantes del séptimo arte no queremos prebendas ni medidas drásticas. Lo único que buscamos es que se reconozca la necesidad de que el cine como espectáculo siga existiendo y de que a quien le corresponda preste su ayuda. No es ningún misterio que sin una mano tendida todo esto se puede desmoronar de forma evidente, y un mundo sin cine será un horrible lugar en el que no apetecerá vivir. Y aunque te parezca extraño, la situación es ni más ni menos que esa. De ahí que te conminemos a que vuelvas de nuevo al ritual de sacar una entrada y disfrutar de una película en pantalla grande. Seguro que al final no te arrepientes de tal acción, garantizado.

{
}
{
}

Deja tu comentario ¡Que viva el séptimo arte!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre