Avisar de contenido inadecuado

Sucesiones y donaciones

{
}

En materia de trasmisión de bienes, es importante considerar las diferencias entre sucesiones y donaciones, puesto que la primera ocurre tras el fallecimiento de un causante y la segunda se otorga como un legado en vida.

Una sucesión ha sido definida en derecho, como el modo que tienen los herederos de un difunto de adquirir la universalidad de bienes, derechos y obligaciones que forman parte de su acervo patrimonial.

Por su parte, las donaciones buscan transferir de forma gratuita una parte o la totalidad de los bienes del donante al donatario.

Ambas modalidades plantean tanto pros como contras, en lo referente a la transferencia de los activos de una persona a su familia o a terceros, entre las cuales destacan:

Donaciones

Pros:

·         Es posible fragmentarlas en períodos superiores a tres años a fin de disminuir la carga tributaria concerniente al gravamen de sucesiones y donaciones.

·         El donante puede ceder sólo el usufructo de una propiedad, reservándose la titularidad o viceversa, es decir, el beneficio que genere un activo y/o donar la propiedad del mismo.

Contras:

·         Pueden contravenir los derechos del resto de los miembros del grupo familiar.

Sucesiones:

Pros:

·         En el cálculo del principio liquidable se pueden aplicar reducciones por edad y por parentesco.

Contras:

·         Acarrean disputas familiares, al ser difícil lograr conciliar a las partes involucradas. Esta es una situación común en el caso de las herencias sin testamento.

Ausencia de testamento en una herencia

Tras el fallecimiento de una persona que no ha testado o que su testamento es nulo, se abre un procedimiento judicial sobre la herencia y la adjudicación de los bienes que ha dejado el causante, debiendo cumplirse con extremos legales en materia de sucesiones y tributos a fin de trasmitir las herencias sin testamento a los herederos que conforme al ordenamiento jurídico español corresponda.

Sucede que aunque este es el caso menos favorable, la mayoría de los españoles pasa a mejor vida sin haber decidido el destino de los bienes que amasaron en vida, dejando la tarea de repartir la herencia y sanear las obligaciones existentes en manos de sus sucesores.

Son ellos quienes deben acudir a un despacho de abogados, especialistas en la materia, a fin de solventar dudas y finalmente hacer la repartición a que haya lugar, con el propósito de:

·         Realizar la declaración de herederos.

·         Efectuar la liquidación de impuestos de sucesiones.

·         Obtener apoyo legal respecto a la adjudicación de la herencia a los distintos tipos de sucesores.

 

Se observa que decidir el destino de los activos de una persona es una tarea que requiere del apoyo de un equipo profesional de abogados, quienes son las personas con experiencia y conocimiento jurídico para resolver asuntos referentes a herencias y bienes, garantizando que éstos vayan a las manos de quienes correspondan.

{
}
{
}

Deja tu comentario Sucesiones y donaciones

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre