Avisar de contenido inadecuado

Revisar para prevenir

{
}

Todos tenemos amigos que son unos auténticos desastres en el mantenimiento de sus vehículos. En ocasiones se parecen demasiado a cierto personaje de una conocida serie de dibujos animados que, lejos de cuidar y revisar su automóvil, cerraba los ojos ante los numerosos chivatos de alarma de su coche (lleno de bollones, desconchados y ruidos raros). Aunque el ejemplo es un tanto exagerado nos sirve a las mil maravillas para ilustrar una situación que todos conocemos: la necesidad de tener a punto nuestra máquina.

Desde luego, lo que está fuera de toda duda es que el método de nuestro personaje se parece poco al que utilizan, por ejemplo, en itv zamudio, donde revisan y controlan los automóviles con profesionalidad y esmero. No vamos a abundar en este sentido porque todos conocemos la obligatoriedad de pasar la Inspección Técnica de Vehículos. No hacerlo en tiempo y forma acarrea sanciones administrativas, aunque más que los problemas de bolsillo (que hoy en día y dados los tiempos que corren hemos de tener siempre presentes) la importancia radica en que circular sin la ITV no nos garantiza que el automóvil vaya a funcionar de manera correcta.

Todos los sistemas de un coche cumplen la función para la que fueron diseñados. Si un descuido, un olvido o un mal contacto impiden el normal desarrollo de éstos se puede llegar a situaciones de alto riesgo que sería deseable evitar. Uno de los mayores errores que cometemos es pensar que algunos sistemas son más importantes que otros. Qué duda cabe que una avería del motor o de la transmisión es un problema grave, pero un día de lluvia intensa nos puede demostrar que la disfunción de los limpiaparabrisas puede convertirse en una pesadilla. Otro ejemplo significativo: una niebla persistente y densa pondrá a prueba el sistema de alumbrado de nuestro vehículo, y si las luces no están correctamente revisadas podemos sufrir o provocar un accidente.

En la serie de dibujos animados a la que hemos aludido con anterioridad, nuestro personaje terminaba teniendo varios problemas en el coche por su dejadez y descuido. Si queremos evitar una actuación similar la mejor opción, desde luego, es la de revisar para prevenir. No conviertas un prometedor día en una jornada negra por culpa de una avería que podría haberse evitado con un poco de cuidado.

{
}
{
}

Deja tu comentario Revisar para prevenir

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre