Avisar de contenido inadecuado

Lavando la cara de la ciudad

{
}

A veces nos encorajinamos con ellos, pero hay que reconocer que el papel de algunos políticos, sobre todo el de los más cercanos a la gente, ha sido esencial para que ciertas zonas del país hayan recobrado su alegría. También es verdad que otros han hecho lo contrario, y han sido muy perniciosos a la hora de impulsar la economía local. Pero hoy queremos hablar de algunas cuestiones que las Administraciones Públicas llevan a cabo y que en ocasiones no vemos, pero que en realidad están ahí.

De momento, queremos llamarte la atención sobre una cuestión fundamental: el control de plagas y la erradicación de pintadas de algunas paredes y edificios públicos. En efecto, gracias a la existencia de empresas como limpiezasabando se puede controlar todo esto con precisión y dando un adecuado servicio a la población. Prevenir una plaga de insectos, desinsectar y desratizar la ciudad de forma conveniente y dejar limpios los muros de colegios, hospitales o monumentos son acciones que se llevan a cabo desde el consistorio y que embellecen la población, impiden la existencia de epidemias o problemas de salud y eliminan las molestas e inadecuadas expresiones gráficas de algunos (no todo dentro del mundo del graffiti es artístico, la verdad).

Pero no queda ahí la cuestión, ni mucho menos. Desde el sillón de la Alcaldía se manejan los impuestos que se pagan todos los años, se elaboran planes de empleo para los más necesitados, se crean bolsas de ayuda a domicilio, se limpian las calles y jardines, se mantienen en buen estado las zonas verdes de una localidad, etc. Son cuestiones que no vemos y que quedan ocultas por otras de mayor calibre, pero la verdad es que están ahí; de hecho si no se llevasen a cabo, entonces sí que notaríamos su ausencia, ya lo creemos.

Por eso deberíamos ser conscientes del arduo trabajo que supone manejar un Ayuntamiento. Con esto no queremos dar la impresión de que somos proclives a los políticos, ni mucho menos es así la cuestión. Al igual que la gran mayoría de ciudadanos, pensamos que los malos gobernantes deben ser puestos en evidencia. Pero también es verdad que no es lógico dejarnos llevar por la situación y hacer tabla rasa, porque hay verdaderos trabajadores por el bien general que no están considerados y que son, sin embargo, unos incansables defensores del bienestar de sus vecinos. Y esos son los auténticos políticos, no nos cabe ninguna duda.

{
}
{
}

Deja tu comentario Lavando la cara de la ciudad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre